La venta de viviendas despierta en Castellón gracias a la segunda mano

Marina-dOr1Fuente: El Periódico Mediterráneo

LAS INMOBILIARIAS HABLAN, POR FIN, DE UN CAMBIO DE TENDENCIA

Buena parte de las viviendas pertenecen a entidades financieras y se comercializan a precio de ganga. Las transacciones crecen un 12% hasta junio y animan a un sector que lleva cinco años con los números en rojo

Cualquier avance, por pequeño que sea, que se produzca en el mercado inmobiliario de Castellón es bien recibido por un sector que encadena casi seis años con las ventas bajo mínimos y cerrando los balances en negativo. Pero parece que, por fin, las cosas están empezando a cambiar y los primeros datos del 2014 apuntan a una cierta recuperación de la comercialización de viviendas en la provincia.

Las estadísticas no dejan lugar para la duda. De enero a junio de este año se vendieron en Castellón 2.606 viviendas. Son 304 más (12%) que en la primera mitad del 2013 y la primera vez desde que empezó la crisis que el sector cierra una primera mitad del año en positivo. Hace seis años que la tendencia era la contraria.

En las inmobiliarias también hablan de una cierta recuperación, aunque sin lanzar las campanas al vuelo. “En la provincia estamos asistiendo a un cambio de tendencia, con un aumento de interés en la compra de inmuebles y con más solicitudes de información”, explica Francisco Nomdedéu, presidente del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Castellón (API).

Quienes se dedican a la venta de viviendas en Castellón achacan el incremento de las ventas a varios factores. El primero es el mayor clima de confianza. El segundo son los precios, que nada tienen que ver con los de antes de la crisis. “Estamos hablando de precios entre un 50 y un 60% más baratos que hace siete u ocho años”, coinciden en todas las inmobiliarias consultadas. Un ejemplo. Un piso que antes costaba 300.000 euros, ahora se vende por 145.000 euros. “Es un buen momento para comprar”, aseguran en todas las inmobiliarias.

Lo cierto es que el precio de los pisos no ha dejado de caer en los últimos años y parece que todavía lo va a seguir haciendo en los próximos meses. El portal idealista.com acaba de hacer público un informe en el que apunta que en el último año los precios han caído otro 5,3% en la provincia, y el metro cuadrado de la vivienda de segunda mano ha pasado de los 1.171 a los 1.109 euros.

PISOS DE SEGUNDA MANO // Pero, ¿cómo son las viviendas que se compran ahora en Castellón? Las estadísticas del Ministerio de Fomento revelan que ocho de cada diez pisos son de segunda mano. O dicho de otra manera: de todas las viviendas libres que se han vendido durante el primer semestre del año, 2.250 son usadas, mientras que solo 356 son de nueva construcción.

En el alza de la venta de viviendas de segunda mano, los bancos han tenido mucho que ver. En los últimos años, las entidades financieras han sacado al mercado miles y miles de viviendas, la inmensa mayoría embargadas a precios de saldo. Solo en la provincia, la banca tiene en venta en estos momentos 3.545 activos, la inmensa mayoría viviendas. “Esta circunstancia, junto a la caída de la demanda por parte de los particulares, ha contribuido a este descenso tan espectacular del precio de los inmuebles”, argumentan en las inmobiliarias.

Vistos los datos estadísticos, la cuestión es saber si los buenos resultados de este primer semestre del año son pasajeros o han llegado para quedarse. Y el sector, al menos en Castellón, no es del todo pesimista. “Para lo que queda de año y el arranque del 2015 creemos que seguirá consolidándose este cambio de tendencia, que en todo caso tiene que ir acompañado del aumento de la concesión de créditos y de la seguridad en el mercado laboral”, avanza Nomdedéu.

Pero aunque el panorama no es tan malo como en años anteriores, y casi todo el mundo da por sentado que se ha tocado fondo, el sector insiste en que las cifras de compraventa de inmuebles en Castellón están todavía muy lejos de las de los años de bonanza y se sitúan en niveles de finales de los 90. Y los datos estadísticos reflejan cómo ha sido de fuerte la caída. En todo el año 2008 se vendieron en la provincia 11.749 viviendas. En el 2013 fueron 5.301. Algo menos de la mitad. H