Ecologistas de Gecen creen que el aeropuerto de Castellón es un ‘peligro’ para la seguridad

Aterrizaje ComplicadoFuente: El Mundo

MEDIO AMBIENTE Creen que hay que adaptar la orientación de la pista a los vientos dominantes

Según los ecologistas, la administración ignoró un informe técnico realizado en 2005

El grupo ecologista Gecen (Grupo para el Estudio y Conservación de los Espacios Naturales) ha señalado que el aeropuerto de Castellón es un “peligro” para la seguridad tras lo sucedido la semana pasada al Villarreal CF, que tuvo que “abortar” el aterrizaje e irse a Manises (Valencia) “en un día sin viento excesivo para lo que es habitual en la zona”.

La asociación se ha referido a un informe de Domingo Escudero López, vicedecano del Colegio Oficial de Ingenieros Aeronáuticos de España (COIAE), en el que sostiene que “hay que cambiar la orientación de la pista, adaptando para la misma la orientación de los vientos dominantes”.

Según los ecologistas, “este informe, ignorado por la administración desde su elaboración en 2005 y que fue solicitado y pagado por Gecen ante la falta de documentos realistas sobre los vientos de la zona, incide en la seguridad del aeropuerto de Castellón”.

Así, el documento señala que “las rachas de viento transversal a la pista, de velocidad inaceptable, que se presentarían inesperadamente, muy difíciles de predecir o avisar, representan una falta de seguridad en las operaciones de vuelo en esta pista por la dificultad y peligro que entraña una operación frustrada“.

“Nos encontraríamos con rachas de viento inaceptables de acuerdo con la OACI e impredecibles, lo que haría peligrosa la utilización de ésta “, añade el informe.

‘Ignorar la realidad meteorológica’

Gecen ha apuntado que “el susto del Villarreal CF en el intento frustrado de aterrizaje no es más que la consecuencia de ignorar la realidad meteorológica, de fuertes vientos, que constatan las series de, por ejemplo, la estación meteorológica Darrera S.A., en Coves de Vinromà“.

“En los informes emitidos mensualmente, en los cuales se indica la velocidad y dirección del viento, no hacen más que constatar lo expuesto en el informe del ingeniero aeronáutico“, ha añadido el grupo ecologista.

Para la organización ecologista, “no todo es economía y, como en el Castor, bien se haría en asegurar la seguridad de los usuarios del aeropuerto y si la seguridad está comprometida, que se cierre antes de que ocurra ninguna desgracia”.

Anuncios