ORPESA RAFAEL ALBERT (ALCALDE) ENTREVISTA 100 DÍAS DE LEGISLATURA

albert-y-molinerFuente: El Periódico Mediterráneo

SDLqLa casa de la cultura, la biblioteca y el edificio social se harán en 2016”

EVA BELLIDO 14/10/2015

Acaba de iniciar su cuarta legislatura consecutiva al frente del Ayuntamiento de Orpesa. Rafael Albert repite como alcalde, tras ser con el PP la lista más votada, aunque gobernando en minoría. Una circunstancia que ya se ha dado también en uno de sus mandatos. Contento con los datos turísticos de la temporada, encara las últimas ferias del año para promocionar el municipio a nivel internacional.

–Recién finalizada la temporada turística, ¿qué balance hace sobre la ocupación del verano? ¿Ha mejorado respecto a los años anteriores?

–He hablado con las empresas y también me han trasladado las estadísticas de las oficinas de turismo y este año ha subido el porcentaje de ocupación. Se está notando que vienen más turistas y, además, se consume y se gasta más. Según dicen los empresarios, se detecta un poco de mejora. Estaban contentos. El perfil sigue siendo el mismo, el 80% nacional, pues hay mucha gente que tiene su segunda vivienda aquí.

–El fin del estío enlaza con las fiestas de Orpesa dedicadas a la Virgen de la Paciencia, que acabaron el fin de semana. ¿En qué han destacado?

–La gente ha participado muy activamente en todos los actos. En las fiestas de julio, casi todos los vecinos están trabajando, con motivo de la temporada turística. Si ya se nota la implicación durante la semana cultural previa a los festejos de octubre, aumenta durante la siguiente. Los toros y los bailes han sido las actividades más multitudinarias.

–¿Qué previsión tiene para la temporada baja, de otoño-invierno? ¿Está creciendo el turismo de esa época?

–Hay un empresario que trae visitantes de la República Checa. En las ferias que hemos ido últimamente se están vendiendo mucho las fiestas. Son turistas que vienen adrede para las ver los actos más típicos. La esperanza es el aeropuerto de Castellón, que marcará un antes y un después en turismo, no solo en Orpesa sino en la provincia. Además, la línea sur de bus pasará por la ciudad, lo que es muy importante.

–Orpesa da mucha importancia a la captación de turismo internacional. ¿A qué próximas ferias tiene previsto acudir?

–Las que quedan para acabar el año. Concentaina, muy importante, va muchísima gente a pasar el fin de semana. Londres, a la que no podemos fallar. Y todavía queda la de Valladolid.

–En el plano urbanístico, se está preparando el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). ¿Cuándo se finalizará y aprobará de forma definitiva?

–Estamos esperando todos los informes medioambientales que necesita la Generalitat. La documentación está presentada, pero esperamos a que nos contesten. Estamos interesados en que se apruebe lo antes posible. Y es que los informes medioambientales serán el marco a tener en cuenta.

–¿Qué obras se van a ejecutar próximamente en el municipio?

–Tenemos prevista la casa de la cultura y biblioteca, un edificio con cuatro plantas situado en el antiguo ayuntamiento; un inmueble social en la calle Pío XII y el almacén municipal. Son los tres puntos que, con el presupuesto y el remanente, se podrán acometer el próximo año. Todo está pendiente de aprobación. Están redactados los proyectos y se adjudicarán cuando haya consignación en la partida, bien si entran en el apartado de inversiones reales del presupuesto o como modificación de remanente.

–¿Qué proyectos le gustaría poder llevar a cabo este mandato?

–Un polideportivo con una piscina. No esa macropiscina, pero sí un polideportivo nuevo y lo necesario para este pueblo. También es muy importante un centro de salud nuevo, ya que pasamos de 9.000 a 130.000 habitantes en temporada alta. Lo seguiremos reivindicando como hasta ahora.

–¿Algún proyecto estrella?

–Intentaremos iniciar una residencia de la tercera edad, lo llevamos todos los partidos en el programa. A ver si podemos iniciar los trámites por lo menos. Veremos si, a partir de este año, entre todos, tenemos conversaciones.

–El municipio ha sido escenario de algunas protestas. Por un lado, las de los vecinos de les Amplàries pidiendo la regeneración de esta playa; y, por otro, de ecologistas solicitando la protección del pinar litoral por el proyecto de ampliación de la urbanización el Balcó. ¿Cómo se encuentran estos asuntos en la actualidad?

–Visitando al Ministerio para que nos arreglen la zona de les Amplàries o, por lo menos, nos paguen el estudio. Estamos hablando con alguna universidad para hacerlo, a ver si podemos conseguirlo. Tenemos claro que porque haya manifestaciones no hacemos más o menos, seguimos nuestra marcha, estamos igual de interesados en tener una buena playa, pero creemos que salir a la calle no es la forma. Continuamos trabajando en esa línea persiguiendo el objetivo. Respecto al Balcó, ahí estamos, pendientes de un informe de valoración medioambiental y, después, ya decidiremos con las líneas que nos marca la Conselleria.

–¿Sigue viendo el PAI Marina d’Or Golf como algo factible?

–Ojalá que se pudiera empezar la semana próxima, redundaría en más trabajo para el pueblo, pero no hay novedades por ahora.

–Las obras de la desaladora, ¿ya han terminado por completo? ¿Qué previsión hay?

–Es el edil de Urbanismo, Tomás Fabregat, quien lleva este asunto. Pero sí, y las pruebas ya están.

–¿Sabe ya si su Ayuntamiento tendrá que pagar en el 2016 la cuantía correspondiente por los plazos marcados? ¿Qué dinero deberá destinar finalmente?

–Estamos peleando porque se hizo en un momento en que se iba a aprobar el PAI Marina d’Or Golf. Ahora, luchamos entre todos los afectados para retrasar el pago y el uso de ese agua, porque supondría subir el precio de la misma. Queremos alargar el plazo y que cueste lo menos posible a los municipios. En principio, dicen que tenemos que empezar a pagar, pero las reuniones continúan y no sabemos qué pasará. De momento, no lo incluiremos en el presupuesto.

–Hablando precisamente del presupuesto. ¿Ya han iniciado la preparación de las cuentas del próximo año?

–Sí, pero todavía en la fase de espera de los informes de recaudación para saber los ingresos previstos. Veremos si se ajusta a las necesidades de las diferentes concejalías, sin alejarse de lo del año pasado.

–Después de los primeros meses de este nuevo mandato… ¿Cómo definiría el inicio de la legislatura? ¿Le está resultando más difícil gobernar?

–Sí, acostumbrados a la mayoría… Con un poco de paciencia. Hay que consensuar. Trato de apoyarme en Ciudadanos, que hicieron posible que fuera alcalde. Y cuesta un poco más, pero confío en que todo lo importante saldrá adelante. H