El aeropuerto de Castellón superará los 100.000 pasajeros en su primer año completo operativo

AERONAVE DE BLUE AIRLa infraestructura rebasará el tráfico de los recintos de nueve capitales de provincia y enlazará con Rumanía y Chipre

El aeropuerto de Castellón superará en 2016 –su primer año completo en funcionamiento– la cifra de 100.000 pasajeros. Las dos rutas de la aerolínea irlandesa Ryanair con los recintos británicos de London Standsted y de Bristol otorgarán al complejo gestionado por SNC-Lavalin un tráfico de 65.000 pasajeros. Mientras. la compañía rumana Blue Air, que comenzará a operar sus vuelos en dirección a Bucarest antes del verano, garantiza un flujo anual de 35.000 personas.

A este tráfico se le suma el incipiente negocio de los vuelos charter que emplean el aeropuerto de Castellón como base. En su nómina de clientes selectos figuran equipos deportivos de elite como el Fútbol Club Barcelona o el Villarreal.

En su primer año completo en funcionamiento (el primer vuelo regular aterrizó el pasado 15 de septiembre), Castellón superará en tráfico a dieciséis aeropuertos de la red pública de Aena, entre ellos los de nueve capitales de provincia como Huesca, Albacete, Córdoba, Burgos, Vitoria, Logroño, Badajoz, Salamanca y León.

Los gestores de la infraestructura castellonense (la Generalitat es propietaria del 98 por ciento del capital mientras que la Diputación posee el dos por ciento restante) pasa por ampliar las rutas que opera Ryaniar (las conexiones con Rusia y Alemania para captar turistas de alta capacidad adquisitiva) se sitúan como los objetivos preferentes.

Nuevas rutas

Además, de acuerdo con fuentes empresariales consultadas por ABC los gestores del recinto de Vilanova de Alcolea (el municipio en cuyo término se sitúa el aeropuerto de Castellón) mantienen abiertas las negociaciones con otros operadores para ampliar la oferta de aeorolíneas. En el caso de fraguar algunas de las conversaciones, Castellón podría superar en tráfico al aeropuerto de Pamplona, que el pasado año superó los 140.000 pasajeros.

La compañía rumana Blue Air enlazará el aeropuerto de Castellón y Bucarest a partir de junio de este año, mediante dos vuelos comerciales por semana. Así, la firma de vuelos de bajo coste ofertará 35.000 plazas anuales para este destino, toda vez que Castellón es la segunda provincia española con mayor presencia de ciudadanos procedentes de Rumanía, que representan el diez por ciento de la población. Un porcentaje que garantiza la demanda de vuelos, de acuerdo con los responsables de la infraestructura.

Esta ruta en dirección a Rumanía se une a la que conecta tres veces por semana el aeropuerto de Castellón con Londres y, durante la temporada de verano, dos veces por semana con Bristol a través de la compañía Ryanair, cuyos vuelos comenzaron en septiembre del pasado año.

Cuatro años a la espera

Los vuelos de la compañía Blue Air serán operados con los Boeing 737-400, con capacidad para 170 plazas, oferta que representará 19.000 plazas en los siete últimos meses del ejercicio, pero que podría aumentar en función de la demanda.

Gracias a los acuerdos alcanzados durante 2015 con Ryanair y Blue Air, la infraestructura castellonense (que fue inaugurada oficialmente en 2011 pero no albergó operaciones aéreas hasta cuatro años más tarde) se ha podido liberar del mantra de «aeropuerto sin aviones» que le perseguía.

Aunque las cifras del recinto (cuya gestión durante veinticinco años fue adjudicada a la firma canadiense Lavalin) quedan todavía lejos de garantizar su rentabilidad. De hecho, en veinte años no se alcanzaría el umbral mínimo de 1,2 millones de pasajeros anuales a partir del cual la empresa privada debería comenzar a aportar fondos a la Administración.

Dicho de otra forma, el aeropuerto de Castellón no reportará ingresos directos a las arcas de la Generalitat hasta 2034. Sin embargo, su impacto inducido en el sector turístico ya es un hecho evidente desde el arranque de las operaciones, en las que los vuelos procedentes de Reino Unido alcanzaron ocupaciones medidas superiores al ochenta por ciento de las plazas en un año como 2015 en el que los aeropuerto de Manises-Valencia y Alicante-Elche batieron récords históricos de tráfico.

Fuente: ABC